Rifugio Nuvolau
Cronologia

Cronologia

En la Segunda mitad del siglo 19, Paul Grohmann (1838-1908) se encuentra en las Dolomitis de Ampezzo, en la cima del Monte Nuvolau. Había adivinado que la posición privilegiada de la montaña proporcionaría un panorama inolvidable y no se equivocó: “Ante nosotros se extiende un mar de montañas y sería inútil enumerarlas o describirlas. Sólo una cámara podría arreglar parcialmente nuestras impresiones”.

En el año 1880 Richard von Meerheimb, Barón de Dresden, se esfuerza por encontrar una cura para sus múltiples dolencias y ya no soporta la más mínima fatiga. Finalmente llegó a Ampezzo y en tres meses su salud mejoró tanto que pudo realizar varias ascensiones con facilidad, incluyendo su querido Monte Nuvolau. En 1883, encantado con su nueva salud, donó una gran suma de dinero a la sección de Ampezzo del Club Alpino (Alpenverein), para financiar así la construcción de un refugio alpino en la cima de su montaña favorita. En pocos meses se construyó la “Sachsendankhütte” o “Refugio del agradecimiento Sajon”, en otras palabras la cabaña sajona de acción de gracias.

El 11 de agosto de 1883, el Refugio Sachsendankhütte abre sus puertas. El montañero Leone Sinigaglia (1868-1944), que pasa por aquí 10 años después de la inauguración, lo describe como un amplio y cómodo refugio autogestionado. Hay cerveza y vino a disposición de los visitantes, que depositan la donación en una caja especial, ya que no hay nadie que lo controle.

En el año 1893 el número de montañistas alojados en el refugio es de 318 personas. Se decide confiar el refugio a un gestor y ampliar la estructura: “¡el presupuesto de la sección Ampezzo del Alpenverein está en números rojos por 600 florines!”, Sin embargo, el número de montañeros aumentó de año en año y el edificio se amplió aún más. En 1911 hubo más de 1.500 visitantes.

En el año 1912 un comunicado de prensa de la revista oficial del Alpenverein indica que hay un puente aéreo para “mochilas” y otros equipajes desde el rifugio Cinque Torri hasta la cumbre del Nuvolau. Por lo tanto, “¡un pequeño teleférico ya está en funcionamiento!”, Un guía turístico de Ampezzo de ese año informa del coste del servicio: 60 Heller por mochila (1 Corona = 100 Heller).

                El teleférico sigue siendo el único “vehículo” capaz de llegar al Refugio… ¡excepto cuando        hay nieve!, Hoy en día se utiliza exclusivamente para abastecer al Refugio.

                El 25 de mayo de 1992, un rayo producto de una tormenta eléctrica provocó un incendio,         destruye el teleférico y los generadores del Rifugio Nuvolau. Afortunadamente en el         mismo tiempo las cumbres de Cortina d’Ampezzo y las Dolomitis acogieron el set de la              pelicula “Cliffhanger – Riesgo Total”, la legendaria película de Renny Harlin protagonizada       por Sylvester Stallone. Fue el mismo equipo del Cliffhanger, con su helicóptero de color                 rojo brillante, el que transportó la cuerda, el cabrestante y diversos equipos hasta la cima,       lo que permitió iniciar los trabajos de reconstrucción.

El 23 de mayo de 1915, el Reino de Italia puso fin a la Triple Alianza y declaró la guerra al Imperio Austro-Húngaro. El 28 de mayo llegaron los primeros soldados italianos a Ampezzo, tierra Austriaca, pero las tropas del Imperio se habían retirado recientemente de la ciudad y estaban atrincheradas en el Monte Lagazuoi, Sasso di Stria y Son Pouses. Fedele Siorpaes “Salvador”, guardián del Sachsendankhütte y de otros refugios de la zona, está en el Rifugio Cinque Torri, mira hacia arriba y… ¡hay una patrulla de soldados italianos en lo alto del Nuvolau!, Fedele no tiene tiempo de llegar a la cima cuando es detenido. Fue liberado unos días después, para gran alivio de la población de Ampezzo. La Sachsendankhütte era utilizada como observatorio por la artillería italiana, por lo que fue blanco del fuego Austriaco y resultó seriamente dañada.

Como consecuencia de la Primera Guerra Mundial Ampezo Hayden que era parte del imperio Austro-Húngaro pasó a posesión del Reino de Italia, cambiando su nombre el 21 de Enero de 1923 a Cortina d’Ampezzo, por su parte el Sachsendankhütte del Alpenverein pasa a pertenecer al Club Alpino Italiano sección Cortina y a denominarse como Rifugio Nuvolau.

¡Los Gestores del Rifugio Nuvolau!

¿Quién, con amor y dedicación, ha gestionado el Rifugio Nuvolau durante sus más de 100 años de existencia? Nuestra investigación ha identificado a 5 Gestores:

En el año 1893 la sección Alpenverein de Ampezzo decidió confiar por primera vez el Refugio a un gestor. El número de visitantes aumenta cada año y es una decisión acertada… pero ¿quién es el primer “Gestor”? No hemos encontrado su nombre.

En el año 1902, ¿Podría ser Giuseppe Lacedelli Zecca di Pocòl? Sin duda es él quien tiene las llaves en 1902, cuando se ensancha el área alrededor del Refugio y se construye un muro de aproximadamente 1 metro.

En 1930 una vez terminada la pesadilla de la guerra, el Rifugio Nuvolau fue reconstruido y puesto de nuevo en funcionamiento. Marcello Siorpaes se ocupará del Nuvolau hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se hará cargo de la gestión del Rifugio Croda da Lago.

En el año 1950, la dirección pasa a manos de Gilma y Guido de Zanna. Las relaciones con el cercano Rifugio Cinque Torri son buenas y reina la colaboración.

En el año 1973, Mansueto Siorpaes gana el concurso del C.A.I y se adjudica la gestión del Refugio. Sube con Joanne Jorowski y se queda allí durante 47 años, hasta el año 2020.

El 12 de Enero del 2021, el C.A.I sección Cortina d’Ampezzo lanza un concurso para seleccionar al nuevo gestor del Rifugio Nuvolau. Se reciben 254 candidaturas, entre ellas la de Emma Menardi, de 27 años, de Cortina d’Ampezzo, la que gana y se convierte en la primera mujer que dirige el Rifugio Nuvolau.